La Capsula del Tiempo (I)

Capsula del Tiempo

Estudiando, como suelen ocurrir estas cosas, se me ha pasado por la cabeza una nueva categoría y una nueva entrada. Seguro que muchas veces habéis oído el termino “Capsula del Tiempo”. En resumidas cuentas y por el método fácil se trata de meter dentro de una caja todo aquello que es significativo para nosotros y lo enterremos o guardemos con el fin de que en el futuro, alguien o incluso nosotros mismos o nuestros hijos lo abran para observar esos objetos o mensajes que hemos guardado de cara al futuro como recuerdo de nuestro presente.

¿Y porqué todo este rollo? porque se me ha ocurrido hacerlo a modo digital pero no con mis bienes preciados -que también- sino con los aparatos que suelo llevar normalmente encima o a los que más usos suelo darle. Tengo pensado hacerlo en forma de fotografía y hacer una entrada en esta categoría cada mes de Enero con el fin de ir viendo como va evolucionando un poco todo aquello que suelo ir utilizando y con el fin de que el día de mañana yo mismo pueda sorprenderme sobre como ha ido cambiando todo a lo largo del tiempo, hecho del que normalmente no somos para nada conscientes y precisamente el Tiempo es algo que últimamente me lleva de cabeza. Supongo que con el tiempo iré añadiendo cosas.

 

Básicamente he puesto el libro que me estoy leyendo ahora, mis “bambos” como los llamamos aquí, mi preciado reloj (un clasicazo que me recuerda a cuando era niño), mi actual móvil (última tecnología), y el señor portátil con el que suelo escribir las entradas.

 

“Fugit irreparabile tempus.”

Virgilio.

Anuncios

¿Wikipedia o el espíritu de Internet?

Historia, Personal

Carta para mi mismo:

Lo siento, pero últimamente apenas tengo tiempo para escribir algo que esté medianamente bien y sin prisas. Los exámenes son así, te atrapan hasta el último minuto cuerdo para dejar solo los minutos sobrantes donde lo último que te apetece es ponerte a pensar más. Hace unos días -más concretamente el sábado pasado- leí que habían pasado ya 10 años desde la creación de Wikipedia. ¿10 añ0s?, pensé, esto es una locura… entiendo que los días pasen rápidos, incluso las semanas, pero, ¿10 años ya lleva Wikipedia en la Red?. El tiempo pasa demasiado rápido…

Wikipedia, obra de Jimmy Wales y Larry Sanger, para mi se ha convertido en Historia, en la representación viva de Internet en todas sus facetas. Posee actualmente unos 17 millones de artículos en 278 idiomas diferentes. Bajando un poco en el tiempo recuerdo siendo un niño y pasándome horas y horas en la famosa “Encarta 98” mirando información sobre Historia, Ciencia, personajes históricos, hechos históricos… era un lujo… entonces. ¿Quién me iba a decir a mí que en el futuro habría una enciclopedia similar pero que se actualizaba las 24 horas del día y que esa posibilidad la tendría cualquiera de nosotros?. Poco más que una utopía digna de los mejores libros de ciencia ficción. Las horas que he pasado en Wikipedia, llendo de un lado a otro buscando información o perdiéndome entre sus redes han sido, seguramente, del conocimiento que más he disfrutado en toda mi vida. El conocimiento libre y sin restrinciones.

Recuerdo los comienzos infructuosos de Wikipedia y como mucha gente observaba el nuevo invento con reojo. ¿Qué cualquiera puede crear un artículo? decían, ¿cómo sabemos si la información que hay allí es fiable?. Seguramente mucha gente siga sospechando eso aún. Para los más despistados Wikipedia posee una multitud de “moderadores” que se encargan de verificar TODA la información que va llegando a la mastodónica enciclopedia de manera que la información que nos llega nos aparezca de la manera más “limpia” posible y cualquier falsedad o incorrección se corrige lo antes posible. Yo creo que es uno de los mejores inventos de este siglo aunque no seamos capaces de entender del todo el tesoro que tenemos en las manos. ¿Toda la información sobre cualquier aspecto que deseemos a un click de distancia?, ¿de verdad sois conscientes de eso?, ¿habéis aprendido a usarla?, ¿a disfrutar de ella?, ¿a aprender?.

A la pregunta de, ¿por qué entiendo yo que Wikipedia representa el espíritu de Internet?. Pues porque me parece INCREIBLE -así en mayúsculas- que algo así exista y que yo pueda ser observador y participe de ello. Wikipedia = información libre, uso democratizado y libre al 101% y GRATIS. Es decir… tenemos toda la información, diariamente actualiazada de todo el conocimiento que poseemos a poco más de un click de distancia y todo ello gratis. ¿Realmente mirándolo así no parece absolutamente increible?, ¡es la representación más pura de Internet y de los valores que representa!. Si realmente no valoras algo así, lo siento, te pierdes una de las mejores cosas del ser humano, la curiosidad por el Saber.

Yo siempre he sido una persona muy curiosa, extremadamente me auto-catalogaría yo, aunque esté mal decirlo. Siempre que tengo cualquier mínima duda, cualquier curiosidad sobre cualquier hecho que se me ocurra o encuentre interesante, lo apunto en una pequeña libreta para mirarlo luego en Wikipedia y de ahí paso a otra cosa, y a otra, y a otra… no miento si digo que en más de una ocasión he acabado con dolor de cabeza por seguir y seguir, especialmente en la etapa en la que me encuentro ahora, con más “hambre” que nunca por el conocimiento de todo tipo. Como dije hace poco, mi problema es que todo me interesa y, por lo tanto, no hay día que no use esta enorme herramienta que nos ha brindado Internet.

Pero… ¿qué hay de la educación y las nuevas tecnologías?. Bueno, tema peliagudo… yo hace tiempo ya que opino que todo nuestro sistema educativo está muy pero que muy retrasado y que solo utiliza las nuevas tecnologías como “parche” en lugar de fusionarse completamente con ellas. ¿Por qué no un cambio desde los cimientos de la educación?, ¿por qué el estilo de clase y de darla no ha cambiado prácticamente en 50 años teniendo en cuenta como ha cambiado la sociedad, la cultura y la tecnología?. Imaginad que de pequeños os hubieran preguntado… ¿y qué queréis saber…?. Parece una tontería dicho así pero, ¿y si nos hubieran dejado libre alberdrio a cierta edad para poder aprender lo que a NOSOTROS nos interesaba realmente?. Bueno, supongo que todo este tema tiene chicha para dar y tomar en una entrada única como para mezclarlo en esta pero si que invito a reflexionar sobre ello y, como adoro, debatir un poco.

Pero eso sí, por favor, seamos conscientes de que tenemos todo el saber de la humanidad a un solo click y sepamos aprovecharnos de ello.

“Posiblemente la más grande idea de la era de la computación”.

  • Revista BritishWebWorld.

 

PD: No quería dejar pasar la oportunidad de saludar a Stargamer, y desearle un pronto regreso por estos lares. El tiene la culpa de que yo esté aquí ahora escribiendo.

«Sí, hemos visto cosas inexplicables»

Ciencia

 

El francés Jean-Fraçois Clervoy (Longeville-les-Metz, 1958) es un hombre entre un millón. Astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA) e ingeniero aeronáutico de formación, ha viajado tres veces al espacio en los viejos transbordadores que están a punto de desaparecer, desde donde, por lo que describe, la Tierra parece un lugar maravilloso, mucho más emocionante de lo que nos resulta al resto de los mortales, que carecemos de alas y tenemos que conformarnos con una perspectiva limitada. Entrenado en la Ciudad de las Estrellas (Moscú) y en el Centro Espacial Johnson (NASA), ha sido compañero de promoción del cosmonauta español Pedro Duque y puede presumir de un currículum apabullante, que incluye 675 horas en el espacio y la reparación del fantástico telescopio Hubble. En tierra, tiene voz y voto para decidir quiénes serán los próximos astronautas europeos y es consejero delegado de Novespace, una empresa encargada de vuelos parabólicos que simulan la microgravedad. Por su trayectoria ha sido condecorado con la legión de Honor francesa. Si, como él dice, un astronauta es «un embajador de la Humanidad», no está nada mal tener a este hombre ahí fuera. Sin llegar tan lejos, ha visitado Madrid para participar en el acto de clausura de la presidencia de la capital española en las ciudades Ariane, una asociación de ciudades europeas con intereses comunes en materia espacial.

-Está a punto de despegar. ¿Qué siente? Escoja una palabra.
-Fantástico. Irreal.
-Son dos…
-Es que te preguntas a ti mismo: ¿Soy yo el que está aquí? ¿Soy yo el que va a volar? Pero esa sensación solo aparece cuando tienes un momento de respiro, cuando no estás ocupado con algún procedimiento. Cuando tienes que trabajar, ya no puedes pensar. Además, previamente, durante muchos meses, has estado simulando lo que va a ocurrir, así que, de alguna forma, todo te resulta familiar.
-¿Qué recuerda de manera especial de sus tres viajes espaciales en el Discovery y el Atlantis?
-Ver la Tierra es algo que emociona especialmente. Es muy bella. Y la ves entera 16 veces al día.Una vuelta entera con un transbordador son 90 minutos, durante 45 estás en el hemisferio donde está el invierno, y los siguientes donde está el verano. Igual con respecto al día y la noche. Uno se enamora de nuestro planeta.
-En su tercer vuelo colaboró en la reparación del Hubble, el telescopio espacial que ha realizado algunas de las fotografías más espectaculares del Universo. En parte también se las debemos a usted (Clervoy manejó el brazo robótico).
-Esta será la misión que contaré a mis nietos cuando los tenga. Este sentimiento de haber contribuido al conocimiento de la Humanidad es muy importante para mí.
-Parece que la NASA ha renunciado definitivamente a volver a la Luna. ¿Es la decisión correcta?
-Bueno, la NASA, a lo que ha renunciado, es al programa «Constelation», que era una de las formas de ir a la Luna. Más que renunciar a ella, ha renunciado a colocar una base permanente sobre la Luna y considera que hay otros destinos que quizás tienen más interés.
-¿Cuáles son?
-Asteroides, Marte… Lo que está claro es que ésa será una misión en cooperación internacional. No tengo ninguna duda. Los dirigentes de las potencias espaciales van a reflexionar y ponerse de acuerdo en cuál es el destino futuro y cómo hacerlo juntos. En el caso europeo, nuestra contribución al programa espacial de vuelos tripulados está muy condicionada por lo que hagan EE.UU. y Rusia, pero tenemos una contribución activa, proponemos ideas. Europa juega un papel importante y los astronautas también participamos en este trabajo de reflexión.
-Si usted pudiera decidir, ¿adónde cree que deberíamos ir?
-Propondría una estación espacial que fuera visitable, en una órbita geoestacionaria -a 36.000 kilómetros girando alrededor de la Tierra-. Desde el punto de vista tecnológico y económico es posible hacerlo, y es una etapa natural como continuación a la ISS. Europa tiene la tecnología y la capacidad para liderar el proyecto. Uno de los problemas de los viajes espaciales fuera de la órbita baja, por ejemplo, ir a un asteroide o a Marte, es la radiación. En una órbita geostacionaria podríamos aprender mucho sobre este tema. Además, una estación ahí podría ayudar a resolver problemas de satélites operacionales y permitiría un programa de divulgación científica. También puede convertirse en un puerto en órbita.

«¿A Marte solo de ida? Inconcebible»

-Hace poco, dos científicos proponían enviar a Marte astronautas solo con billete de ida. ¿Lo cree posible?
-No. Es inconcebible. Evidentemente, una persona que fuera a Marte tendría que ser un representante de la Humanidad, y alguien que acepta ir sin volver, un destino fatal, no representa correctamente a la Humanidad ni a sus valores. Algunos creen que esto ha sido una propuesta de la NASA, pero no es verdad. Creo que los mismos científicos que lo han propuesto no están convencidos. El escenario sería diferente si gracias a esto salváramos a la Humanidad, pero éste no es el caso.
-¿Tiene colegas que estarían dispuestos a participar en una misión semejante?
-Yo claramente no, ni tampoco ningún astronauta. Le aseguro que en una selección de astronautas, si alguien respondiera que sí está dispuesto, no sería elegido.
-Quieren gente sensata….
-Los astronautas son como embajadores de la Humanidad, y un embajador no es una persona que va y no vuelve. Y no nos engañemos, si somos capaces de llegar a Marte somos capaces de volver. Eso sí, antes de que llegue el hombre, deberemos ser capaces de traer muestras marcianas.
-Precisamente, usted conoce bien el experimento Mars 500, en el que seis voluntarios permanecen aislados 520 días, lo que dura un viaje a Marte.
-Es un experimento que va a ayudarnos mucho a vivir en condiciones de aislamiento, pero no es lo mismo que una misión a Marte. Por ejemplo, los participantes tienen un contrato que les permite abandonar en el momento en que ellos decidan. Obviamente, esto es imposible en una misión real. De momento, la convivencia entre los voluntarios funciona muy bien.
Por la supervivencia de la especie

-El cosmólogo Stephen Hawking ha dicho que si la Humanidad no coloniza otros planetas, está condenada al fracaso.
-Estoy completamente de acuerdo. De alguna forma, es como pensar en un bebé que empieza moverse. Sería imposible pedirle que no lo haga. Para su propia supervivencia, tiene ganas de explorar. Eso es parte de la genética del ser humano. Es importante aumentar nuestro conocimiento para aumentar la posibilidad de supervivencia de la especie, y para aumentar nuestro conocimiento una de las mejores formas es la exploración. La ESA es, posiblemente, de todas las agencias espaciales del mundo, la número uno en capacidad de exploración, como lo demuestra la sonda Huygens en Titán. Esta nave recorrió 1.400 millones de kilómetros para llegar hasta Titán y aterrizó con un error del orden de un kilómetro. Ningún otro objeto humano ha aterrizado tan lejos. Esto demuestra lo que se puede hace en Europa.
-Eso es fantástico, pero hay gente que se queja de que las agencias espaciales gastan cantidades exorbitantes.
-Los detractores dicen que el espacio es caro, pero no lo es. En Europa, el gasto que hacemos en vueltos tripulados es del orden de un euro por ciudadano al año. Si se compara con el gasto de la Seguridad Social, es una minucia. También creen que no sirve para nada, pero eso también es mentira. Más del 90% de lo que se invierte en ingenieros y científicos aumenta el saber hacer de la sociedad y esto es un beneficio extraordinario.
-En la última selección de astronautas de la ESA no ha habido ningún español. Usted pertenece a la misma generación de astronautas que Pedro Duque. Desde entonces, ¿qué nos ha pasado?
-Yo he participado en la última selección y había cantidad de españoles excelentes al final, pero es imposible tener uno por país. De todas formas, Pedro es un astronauta joven. En el 98 voló con John Glenn, que tenía entonces 78 años. Si hacemos esta asociación, tenemos Pedro Duque hasta el año 2040.
-¿Qué diferencias hay entre un astronauta de la NASA y uno de la ESA?
-Un astronauta de la ESA es más pluricultural, representa a todos los países miembros de la ESA. Nuestra formación tiene una espectro más ancho y tenemos un espíritu más global, mientras que en EE.UU la formación es más especializada.

Vida extraterrestre

-Quizás le parezca una tontería, pero, como astronauta, me gustaría saber si cree que existe vida inteligente fuera de la Tierra.
-No, la pregunta no es ninguna tontería. Por el momento, no tenemos certeza ni de que exista ni de que no exista. Cada uno puede tener una respuesta libre y válida. Personalmente, me gustaría creer que no estamos solos en el Universo.
-Volviendo a Hawking. El decía que, de existir una civilización inteligente, sería mejor evitar el contacto.
-Bueno, yo tengo un carácter optimista y no pienso así. Si recordamos la historia de la humanidad, los conflictos han surgido por dos temas: supervivencia (comida) y religión. Si una civilización es capaz de llegar hasta aquí, seguramente ninguno de estos temas sería un problema.
-¿No hay rumores entre los astronautas de cosas que no puedan explicar?
-Sí, hay algo de eso. Algunas veces hay cosas que vemos y que no las reportamos, quedan como un secreto para nosotros. Por supuesto, son temas que no ponen en juego la seguridad.
-¿Temen que no les tomen en serio o que pongan en duda su capacidad o su equilibrio mental?
-Sí, puedes ser mal comprendido, dar una imagen frívola o que interpreten que has cometido un error, por eso nos lo guardamos.
-¿Ha cumplido sus sueños como astronauta?
-Mi sueño es volar el tiempo suficiente para conocer la Tierra de memoria. A mis amigos astronautas rusos les enseñas cualquier foto de la Tierra y te dicen exactamente dónde es y qué ciudad hay ahí. Yo quiero eso.

 

Nueva tanda de fotografías por aquí

Fotografía

Ya hacía bastante tiempo que no seguía con la categoría de fotografía, y es que realmente he andado tan ocupado estos últimos meses con muchos asuntos que no he tenido prácticamente un rato para ponerme y subir unas cuantas fotografías que he ido haciendo y precisamente era una de las categorías que más me interesaba mantener. Y ya no me enrrollo mucho más, voy a subiros algunas y como siempre, espero unas buenas críticas constructivas de ellas:

Siempre he sentido una fascinación por los atardeceres

A vista de insecto

Caravaca de la Cruz

Bandera "atrapada" en un mercadillo medieval

Me encantan los callejones de este tipo

Tocalo si te atreves

¿Estará vivo?

De Typical espantapájaros

El colorido de los cumpleaños

De nuevo, toca si te atreves (realmente no pinchaba mucho)

Herramientas de un gran pintor

No ha salido exactamente como yo quería peero...

Y con otro anochecer... terminamos la sesión de hoy

¿Resuelto el misterio del paisaje de la Mona Lisa?

Curiosidades

El cuadro que tantos misterios ha suscitado...

 

La Mona Lisa, la enigmática obra pictórica de Leonardo da Vinci, sigue dando que hablar. En esta ocasión, una historiadora de arte italiana asegura haber identificado el paisaje que envuelve a la mítica figura. Carla Glori considera que el puente de tres arcos, que aparece sobre el hombro izquierdo de La Gioconda, pertenece a Bobbio, un pueblo situado en una colina en la zona rural del sur de Piacenza, al norte de Italia.

Su teoría se basa en el reciente descubrimiento de otro historiador de arte, Silvano Vinceti, que identificó los números 7 y 2 del arco del puente de piedra. Glori asegura que los números pertenecen a la referencia 1472, el año en el que el desbordamiento del Río Trebbia provocó unas inundaciones que destruyeron el puente de Bobbio, también conocido como el Ponte Gobbo o Ponte Vecchio (Puente Viejo).

La tesis de la historiadora ha sido plasmada en una obra que lleva por título “El enigma de Leonardo”.

Durante varios siglos, las interrogantes sin respuesta acerca de la obra de Leonardo han ido creciendo, creando pasiones en muchos autores e investigadores. Pese a la gran cantidad de preguntas, las respuestas a las mismas no suelen ser del todo convincentes, dejando abierto el debate. Especialmente durante los siglos XIX y XX, las teorías acerca del origen de la modelo, la expresión de su rostro, la inspiración del autor y otras tantas, han tomado gran protagonismo y obligan a un análisis histórico y científico profundo.

En el siglo XVI Leonardo da Vinci pintó la Mona Lisa dando el efecto de que la sonrisa desaparezca al mirarla directamente y sólo reaparezca cuando la vista se fija en otras partes del cuadro. El juego de sombras potencia la sensación de desconcierto que produce la sonrisa. No se sabe si parece sonreír o si es una sonrisa llena de amargura. Por otro lado las manos sobre el vientre han hecho pensar a varios investigadores que la modelo se encontraba embarazada en el momento de posar.

El título oficial de la obra es Gioconda, que se justifica debido a que Giocondo era el apellido del esposo de la retratada, Lisa Gherardini.

Este título aparece documentado por vez primera mucho después de la muerte de su autor, por lo cual no pudo ser Leonardo quien le pusiese dicho título; por otro lado, se sabe que Leonardo no acostumbraba titular sus obras.

Con respecto al nombre de Mona Lisa, más usado en fuentes anglosajonas, Monna es el diminutivo en italiano de Madonna, que quiere decir mi señora. De cualquier manera, el nombre más popular en Italia es Gioconda.

 

“La pintura es poesía muda; la poesía pintura ciega.”

Leonardo Da Vinci