¿PORQUÉ?

Curiosidades, Personal, Varios

“La sabiduria nos llega cuando sobrepasemos las limitantes que nos han inculcado desde pequeños.”

    Jovany Trujillo

Es posible que a veces no nos demos cuenta de la importante repercusión que ha tenido esta palabra, a mi parecer, una de las más importantes de la historia. ¿Porqué?, pues porque es lo que nos diferencia de los animales, es la luz que tenemos en cada uno de nosotros. Algo ocurrió, no sabemos que, cuando el Australopithecus comenzó a evolucionar a lo largo de millones de años. Es lo que hizo tanto el Homo habilis como el Homo neanderthalensis empezase a realizar rituales, herramientas de piedra, pero que sin embargo perecieran para quedar en este mundo únicamente los llamados Homo sapiens sapiens, es decir, nosotros. Algo debió ocurrir cuando esos ancestros nuestros decidieron por sí mismos darse a las migraciones y descubrir mundo con el fin de buscar su supervivencia, algo en su cerebro debió impulsarles. Algo debió ocurrirles después cuando decidieron que la mejor idea era vivir de los frutos que podía darle la tierra y así empezaron las primeras aldeas, pueblos, ciudades, reinos, países… el resto es Historia.


Pero, ¿porqué toda esa evolución y este cambio?, ¿qué llevo a unos simples homínidos, poco más inteligentes que un simio -sin menospreciar a estos-, a dar tales pasos como el arte, los rituales, la creación de dioses, la creación de herramientas, de utilizar nuestra herramienta más poderosa -las manos- para creaciones que han llegado ahora a un punto tan impactante que ni siquiera imaginamos ni valoramos?. Creo que fue, aún sin poseer un lenguaje concreto tal y como hoy en día lo entendemos, el preguntarse el PORQUÉ de las cosas, el PORQUÉ ocurre esto y lo otro, pero no solo esta, si no también el QUE, COMO, DONDE, CUANDO… , que todo empezó con una pregunta Cuestiones tan sumamente importantes que nos han hecho llegar hasta hoy en día, y que día a día, nos hacen preguntarnos muchas cosas, al menos quien no se conforma con lo que oye o le dicen. Sin esas cuestiones y palabras tan simples, posiblemente hoy no habríamos llegado hasta donde lo hemos hecho, pero “algo”, quizás la madre naturaleza, nos introdujo esa Luz en el cerebro, y eso nos despertó, para bien o para mal o quizás ya era innato en nosotros. El Hoy es el resultado de todo el Ayer que han conseguido nuestros ancestros preguntándose todo ello. Sin que alguien se hubiera cuestionado la utilidad del propio lenguaje, yo no estaría escribiendo esto probablemente.

El Principito, el famoso personaje de Saint-Exupéry, insiste en que sus preguntas obtengan respuesta y, para conseguirlo, las repite una y otra vez. Su curiosidad, como la de los niños de carne y hueso, es ilimitada. Estos pequeños científicos crecen y se convierten en personas adultas que aceptan sin cuestionarse una sociedad cuyo modo de funcionamiento, basado en gran parte en conocimientos científicos y tecnológicos, ignoran, escribió con acierto Annia Domenech.

Por lo tanto, el ser humano, hasta día de hoy, siempre ha tenido la necesidad de Saber, de la Curiosidad. Todos los grandes genios de cualquier materia han llegado a serlo por esto mismo y porque se animaron, gracias a ello, a Crear. Todo es producto propio de la razón. Es triste que existan personas, hoy en día, que aún sin tener que preocuparse excesivamente por tener que llevarse comida a la boca -el hecho que más nos debe de preocupar aunque lo demos por hecho todos los días- no se cuestione nada ni de su vida, ni del mundo que le rodea, ni del mundo en general. Es algo que me parece extremadamente patético incluso, es tirar por el suelo el don de la Curiosidad que es nuestro y solo nuestro. Y a mucha gente parece darle igual.

Leonardo DaVinci siempre escribía en un cuaderno de notas TODO lo que le producía curiosidad

 

En el plano personal, siempre he tenido curiosidad por entenderme cuando era un niño, por volver a esos tiempos con la madurez que tengo ahora, y que me falta por tener. Pero de niños eramos mucho más curiosos con el mundo, nos preguntábamos todos los porqués, todo lo queríamos saber, ¿porqué ahora no?, ¿nos conformamos?, ¿hemos dejado aparcada toda la curiosidad que teníamos de niñ@s?. Es muy curioso, como digo, que conforme nos vamos haciendo mayores vayamos prestando menos atención a esos temas y a dedicarnos a otros, seguramente, más secundarios. Cada uno imagino que deducirá a que me refiero. Jamás dejes aparcada esa curiosidad, que todos llevamos dentro, de cuando eramos niños. Precisamente ahora mi hermana estaba preguntándome PORQUÉ estaba escribiendo esto. Que irónica que es la vida. Un día espero que puedas leer esto.

Como decían en Perdidos, y con lo que no estoy para nada de acuerdo, “Una pregunta solo nos llevará a otra y así continuamente”, entonces, ¿no debemos preguntar?. Yo soy plenamente consciente de que preguntarse PORQUÉ continuamente solo nos lleva hacia un camino, un camino que seguramente la razón humana no concibe pero que es así, hasta el infinito… Detrás de una pregunta, siempre hay miles de preguntas más, pero esto no hay que observarlo como a un virus que no para de crecer, sino como a un árbol que no para de crecer, y donde en cada rama surgen muchas más, si llegaremos hasta el Tronco o hasta una Teoría definitiva que explique toda la realidad, no lo sé. Ojalá que antes de que me muera sea así, pero sinceramente, no daría ni un euro por ello. Pero eso es lo que nos abruma, el infinito, ¿habéis probado alguna vez a pensar y a comprender el Infinito?, es imposible, la cabeza empezará a doleros, al igual que si pensáis en la Muerte como no existencia, o en el momento de antes de haber nacido, el cerebro no puede concebir nuestra/vuestra propia no existencia, os empezará a doler la cabeza, señal de que el cerebro te señala…

Y… ¿porqué nace todo este desinterés que parece tener todo el mundo?, ¿de la educación quizás?, yo creo que un poco por ahí andan los tiros. En lugar de incentivarnos más, cada vez nos intentan dotar de información que, o bien no nos interesa, o bien es simplemente un programa que se ha de dar a los niños o adolescentes si o si. Un problema que, pienso, tiene algo que ver con el problema actual que tenemos a nivel educativo. Os habéis preguntado, a modo de reflexión… ¿y si todas vuestras creencias son simplemente prejuicios transmitidos culturalmente, en premisas que quizás antes fueron y que ahora andan lejos de la realidad?, ¿os habéis preguntado, sinceramente, si pensáis por vuestra cuenta o PIENSAN por vuestra cuenta?. Con el poder de la información que hay hoy en día, creo que es más necesaria que nunca esta pregunta. Y solo podemos encontrarla dentro de nosotros mismos. Tenemos que intentar evadirnos de las verdades de los demás. Y esta entrada es un mensaje tanto para mi Yo del futuro como para quien quiera leer esto. NUNCA dejéis de preguntaros el PORQUÉ de las cosas, jamás, cuestionaroslo todo, preguntadlo todo, eso es lo que os va a hacer siempre ir un poco más allá, a superar muchas fronteras y límites, normalmente, auto-impuestos. Hemos de entender que es nuestra razón de ser, nuestro gran don es el del saber, el alimento del cerebro, único en nosotros y, quien sabe, quizás único en todo el Universo, aunque yo sea de los que piensan lo contrario. Hace poco leí una frase que me chocó bastante… “ Cuando la gente empieza a preguntarse el por qué de las cosas que les afectan, la realidad empieza a transformarse. ¿POR QUÉ será?”.

 

Una supuesta imagen de lo que sería el Universo completo

Yo siempre os animaré que, en aquello que tengáis dudas, investiguéis, pero no solo por Internet, sino por vuestra propia cuenta, que hagáis trabajo de campo, os sirváis de varias opiniones, no os quedéis solo con blanco o negro, buscad los diferentes tonos grises de todo y luego, con todo ello, dad VUESTRA propia opinión para TODO. No os conforméis con leer solo un periódico, leed muchos, sobre la misma noticia, y os daréis cuenta de como varía una de otra, de como las opiniones que tenemos son las que otros tienen y no las nuestras propias. En serio, buscar e investigar todos los ángulos que os interesen y luego quedaros con el que vuestro Corazón os dicte. Pero jamás, jamás, conformaros con lo que sabemos a través de otras personas. Hemos de ser capaces de Abrir nuestras Mentes y que siempre, siempre, reflexionemos, eso es lo que nos hace evolucionar cada día de nuestra vida. Para todo existen intereses, preguntaros siempre sobre los intereses que se esconden detrás de cada afirmación. Animaros a tirad del hilo hasta el final, a ver que encontráis.

“El aspecto más triste de la vida actual es que la ciencia gana en conocimiento más rápidamente que la sociedad en sabiduría.”

Isaac Asimov

PD: Pronto espero publicar algunas investigaciones que tengo en la cabeza sobre aspectos que nos interesan a todos, en mayor o menos medida, y con el que espero estrenar una nueva categoría del blog.

El Padrino, la historia de una vida.

Películas

“Le haré una oferta que no podrá rechazar” – Vito Corleone

Acabo de ver por primera vez en mi vida la, tan laureada y famosa, película. Mis impresiones no han podido ser mejores. La música que acompaña toda la película es inmejorable, acompañando y dándole el ambiente propicio a toda la película, haciendo que te introduzcas en ese mundo de mafias y corrupción. En cuanto al tema principal bueno, me imagino que se convirtió inmediatamente en un clásico de los temas del cine. Inmortalidad hecha música por un gran maestro.

Pero la película no triunfa solo por su música, también hay dos aspectos que me han impresionado: el ambiente y los personajes. Todos los escenarios, las casas, la ropa, las calles, la forma de ser, todo ha sido perfectamente plasmado para meterte directamente en un viaje al pasado y transportarte a ese estilo de vida. Lo curioso de todo es que los protagonistas de la película son “los malos”, pero como todo, nada es blanco y negro, suelen ser grises de distintas tonalidades. Y como todos los protagonistas, acabas empatizando con ellos, aunque sean una familia mafiosa de gran poder.

En cuanto al segundo tema, los personajes… destacaré especialmente a los dos protagonistas, dos caras totalmente opuestas de la misma moneda. Vito Corleone y Michael Corleone… y como les afecta el poder.

El primero, padre y lider de la familia. Nada más aparecer en pantalla ya te infunde una sensación de respeto que inunda el resto de la película. Ni que decir que su voz acompaña de la mano al personaje.

Carisma es la palabra más exacta para definir a este hombre de negocios, que ante todo busca la supervivencia de su familia. Sin duda “su escena final” jugando con su nieto, es una de las escenas donde más se nos presenta su humanidad. Incluso, después de muerto su hijo y atentado contra su vida, decide no vengarse para buscar la vía más pacífica para su familia. Esta es la primera cara de la moneda en la película. Un hombre experimentado en su mundo, líder, sabio y muy, muy humano, que sin duda infunde el respeto que tanto exige a cada “cliente” suyo. Conmigo desde luego lo ha conseguido al instante. En mi caso no hubiera hecho falta siquiera pasar al “segundo favor”. Firmaría el primero sin dudarlo.

El segundo personaje, y que más me ha gustado, es el hijo de Vito Corleone, Michael Corleone. Lo que más me gusta cuando veo una película o una serie, es la evolución de los personajes, más si es de lo que trata la película en sí. Michael es un ejemplo de personaje protagonista que adoro, un personaje que comienza de una manera y acaba siendo, por las circunstancias de la vida y las decisiones que esta acarrea, en un personaje totalmente opuesto, para bien o para mal.

Y señores, menuda EVOLUCIÓN con mayúsculas. Un Michael que comienza siendo un joven que nada quiere tener que ver con el trabajo de su familia y los negocios de esta y que simplemente aprecia a sus hermanos y a su padre como cualquier familia. A lo largo de la película, los hechos y las guerras que van ocurriendo entre su familia y el resto de familias, van cambiando poco a poco a Michael para, no solo introducirse en el turbio negocio de su familia, sino, convertirse en el sucesor del jefe y convertirse en el nuevo jefe pero eso sí… con una visión totalmente opuesta a la de su padre. Si Vito Corleone propugnaba la paz y la estabilidad entre familias para proteger la suya propia, Michael, con el mismo objetivo, utiliza el método contrario, eliminar al resto de familias para que la suya sobreviva a la decadencia a la que se está viendo impuesta.

Michael sufre un cambio tan descomunal que hasta su mirada se convierte drásticamente, y eso es lo que me ha fascinado de la película, gracias, en gran medida, al maravilloso actor que da vida al personaje.

“Mi padre me enseñó muchas cosas aquí. En esta habitación. Me dijo: Mantén cerca a tus amigos, pero aún más cerca a tus enemigos” -Michael Corleone

La escena de la última vez que habla con su padre, con opiniones tan distantes de ambos, la del bautizo de su sobrina y la escena final de la conversación con su mujer son buenos ejemplos de ello:

– ¿Es verdad lo que dice…?

– …No.

Y lo que sigue es la escena final, mientras se reune con varios hombres de su confianza y le cierran la puerta a su mujer, que mira en lo que se ha convertido su marido ahora, y lo que fue cuando le conoció. Un personaje que odiaba todo lo relacionado con la mafia y sus turbios asuntos, y un líder vengativo, con un objetivo marcado profundamente debido a las diversas muertes de los seres queridos que ha ido sufriendo en poco más de un año y medio.

La segunda parte no hace sino ratificar todo lo dicho antes. Nos muestra a un joven Vito, que desde su infancia se ve empujado hacia su destino con la muerte de sus padres de manos de otro diablo con poder. Un aspecto que me gusta de esta película, que me ha fascinado, es lo que el poder y las circunstancias hace con las personas. Como antes he dicho, me encantan las historias donde el personaje comienza de una manera y acaba de otra radicalmente distinta.

“Los italianos piensan que el mundo es tan duro que hace falta tener dos padres, por eso todos tienen un padrino.”

En la saga tenemos dos cara de la misma moneda, en la primera película podemos ver como Michael es corrompido por los ataques a su familia y poco a poco se va transformando -incluso físicamente- en otro diablo implacable, incluso con su propia familia. Por el otro lado de la moneda, la cara. Vemos a Vito Corleone en la primera película como un líder sabio y respetado, pero no sabíamos como ha llegado hasta ahí, hasta la segunda película. Eso es lo que me fascina, que la saga nos muestra una evolución de 1 a 10 y otra que parte directamente del 10 pero que nos permite observar como se ha llegado a ese 10.

Como toda evolución, Vito comienza la suya tras el asesinato de sus padres, ahí es donde comienza su gran salto. Huye de su hogar de nacimiento, Sicilia, y se embarga en un viaje que le lleva a la otra punta del mundo, Nueva York. Allí comienza siendo un trabajador común, insconsciente de que en un futuro será el líder de una de las más poderosas familias de Nueva York y del crimen organizado, capaz incluso de controlar a policías y políticos. ¿Cómo es posible que un simple trabajador extranjero tenga como destino el mencionado anteriormente?. Por eso me parece tan apasionante hacia donde puede llevarte la vida, de pronto, cuando echas la vista atrás desde la cima del Everest. Como no quiero irme por los cerros de úbeda, iba diciendo que el jóven Vito, se ve de pronto en la calle gracias a que otro diablo, gobernante autoimpuesto del barrio, le obliga a volver a la calle y encontrar otro trabajo. Trabajo que consigue, como no, gracias a un favor que hace a un ladrón, ahí comienza la escalada que, poco a poco, va realizando.

A diferencia de su futuro hijo, Michael, Vito optó por otro camino pese a perseguir el mismo objetivo que su futuro hijo. Vito opta por matar, pero para salvar a su familia y al barrio, matar a un diablo, aunque eso te lleve a convertirte en otro, pero… que diablos más distintos. Gracias a ese asesinato, su ascensión es inevitable, su evolución da el gran salto.

Ese disparo que aparece en la imagen, es el momento más importante de su vida, el punto de inflexión. A partir de ahí, poco a poco, fue ganando dinero -fuente de todo poder- y con este, grandes influencias. Conquistando primero el barrio, luego a la gente y finalmente convirtiéndose en “alguien”. Pero, como siempre decía… “no olvido” y, efectivamente, no olvidó.

“Michael, tu papá te quiere mucho” – Vito Corleone a Michael de bebé

Cuando tuvo por fin todo el poder, el poder de volver a Sicilia por sus propios medios pero por un camino muy diferente por el que había ido, llegó hacia donde tanto había anhelado. Su segundo asesinato, el verdugo de sus padres y la fuente de su destino. Fuente que, como el ciclo de la vida, ya no era un diablo, si no un pobre diablo, anciano, sordo y muerto a sangre fría por el propio Vito como venganza y agradecimiento a la creación de su propia vida. Y así llego Vito hasta la cima, muy diferente de Michael, por sus propios medios y, pese a tener un gran poder, no dejándose llevar por este.

Y así llego Don Corleone a clavar la bandera en la cima de la montaña, donde permaneció hasta su muerte y pese a recibir 5 disparos. El destino le reservó morir por su propio peso y no por 5 balas.

“Cada hombre tiene su propio destino”. – Don Vito Corleone

Y ahí es donde la película muestra la diferencia con Michael. Este, cegado por el poder y el objetivo inflexible de proteger a su familia, acaba yéndose en su contra, dejandole en la más absoluta soledad, y por proteger a la familia… acaba con la propia familia. Impresionante es la última escena de la segunda película donde, mientras mueren todos los posible muros a su camino, el observa -con ojos fríos de asesino- en soledad, desde la cima, como ha tenido que cumplir con el objetivo de su ascensión y protección de la familia, acabando con esta. Dos caminos tan sumamente distintos que se convierten en la principal atracción de la saga, que, a fin de cuentas, no es más que un ejemplo de lo que el poder puede hacer en el ser humano. Dos personajes, mismo poder, distintos caminos para el mismo objetivo.

Pero la pregunta más importante, para comparar a ambos personajes es, ¿cómo acabará Michael…?

La respuesta es… de la manera más humana posible. Muchos años al frente de la familia, asumiendo todas las decisiones, demasiadas muertes y perdida de familiares y, por supuesto, por su culpa. ¿Qué puede hacer cualquiera que haya llevado una vida así?, pues en el caso de Michael ya era un suplicio, demasiadas cargas, demasiadas. Digamos que su declive emocional se tambalea tras ordenar la muerte de su propio hermano, muerte que nunca llega a superar.

La última película nos muestra un personaje cansado, anciano y sabio. Pero sobretodo muy cansado de su propia vida y lo que conlleva o ha conllevado. Comprende que, enfermo como está, no puede hacer más que intentar buscar la redención, a través de sus hijos, su ex-mujer y con el objetivo de cambiar la fuente de poder de la familia por otra fuente mucho más “luminosa” -según sus creencias- , una fuente proveniente de la iglesia, aunque pronto descubriremos que, como cualquier empresa poderosa, la iglesia no es mucho más limpia que la propia mafia pese a que el mensaje de fondo es una profunda reconciliación de Michael con Dios.

“Dinero y amistad… agua y aceite”- Michael Corleone

Por desgracia, tantos años metido de lleno en sus turbios negocios y siendo uno de los personajes más poderosos económicamente de América, no es tarea fácil deshacerse de todo contacto con el resto de familias y soltar un “hasta luego”. No cuando hay intereses de por medio. Aún así Michael insiste y ya ha tomado su decisión, va a limpiar a su familia y a intentar alejarse de todo aquello, pese a que sabe que para él ya no existe la salvación.

Y aquí es donde llega la evolución definitiva y final de Michael. Acepta -no sin gran trabajo- dejar que su hijo decida por si mismo hacer lo que quiera con su vida (al contrario de Vito), se reconcilia con su mujer y con su pasado. Me impresionó ver como se me ponían los pelos de punta cuando observaba como Michael recordaba a su primera mujer en Sicilia y, en especial, su confesión con el sacerdote del Vaticano. IMPRESIONANTE esta última escena, donde Michael por fín se sincera con él mismo, con todos sus demonios interiores y como es capaz de poder contarle a alguien, tras mucho tiempo guardado en el baúl, todo lo que llevaba dentro, hasta tal punto que no puede más y se pone a llorar. Michael rebajado desde la cima del poder a un simple persona más, pero más humano que nunca. Ya no poseé esos ojos fríos que ordenan actos imperdonables, no. Sus ojos ahora son cálidos, cansados, humanos.

Aún así, y como el más inteligente de la familia que es, logra trazar un plan para huir de todo aquellos infiernos a los que había penetrado a través de su futuro reemplazo generacional, su sobrino, Vincent. Gran personaje que nos recuerda a los inicios de Michael pero con otra actitud mucho más convencida y entusiasta. Michael nos enseña su sabiduría a través de diversos consejos a Vincent e incluso le hace elegir entre el amor de su propia hija o el poder, siendo plenamente consciente de que la segunda opción sería la elegida como debía ser.

Finalmente nombra a Vincent como su sucesor y el por fin puede dedicarse plenamente y sinceramente a su familia, a reconstruirla. La escena final del teatro es una de las más sublimes de la saga. Mientras presenciamos una estupenda canción de opera cantada por su propio hijo -mientras Michael permanece observándolo en el palco principal- ocurren varios asesinatos por un siciliano experto en estos y contratado por un viejo amigo de la familia. Es impagable la sucesión de escenas que muestran como va matando a los diferentes vigilantes de Michael, mientras muere, gracias a la hermana de Michael, con una dulce muerte el amigo de la familia que ha perpetrado dichos asesinatos, y digo dulce porque no hay manera más dócil de asesinar a alguien que haciéndolo a través de unos dulces envenenados mientras presencia una obra de teatro. Es una escena preciosa.

La escena final no es menos impresionante, a la salida del teatro, el asesino -acercandose a Michael disfrazado de sacerdote- saca el arma, dispara y la bala alcanza el hombro de Michael… pasando antes por su hija. Vincent rápidamente saca su arma y dispara al asesino, pero el daño ya está hecho, especialmente para Michael. Su hija muere en sus manos mientras, pensando que quizás esto es el pago macabro por todo lo acontecido en su vida, grita desconsoladamente con los ojos abiertos hacia el oscuro cielo. Es una escena que estremece a cualquiera… yo lo viví con un intenso escalofrío que me recorrió de pies a cabeza.

¿Es lo que el destino le deparó por todos los crímenes pese a su deseo de redimirse?. Quizás era la moneda de cambio a pagar por sus propias elecciones. Después de todo, la vida es fríamente irónica, muy irónica…

 

 

Finalmente Michael consiguió lo que quería, una casa en su Sicilia alejado de todo y todos, y su campo. No se que fue de su mujer y su hijo, ni como Vincent, convertido ya en un Corleone y nuevo Padrino, llevó a la familia. Tampoco importa, porque la verdadera historia de la película es la de este personaje, Michael Corleone y de como la vida, cuando menos lo esperas, te puede llevar por el camino que no habías elegido, con todas sus consecuencias, especialmente si el poder anda por medio.

 

Michael, anciano y sentado en su silla, muere con esos ojos humanos llenos de tristeza y soledad, observando el campo, con su perro jugueteando alrededor. Con él se fue toda su culpa.

 

“Cada vez que me enfermo me hago más sabio, cuando muera seré un genio” Michael Corleone.

Urgente: “Ley Sinde”, actuemos hoy

Varios

No permitamos que la “Ley Sinde” que recorta libertades en Internet sea aprobada sin pasar por el pleno del congreso donde se debe discutir.

Depende de los votos de unos cuantos diputados reunidos en comisión este martes.

Depende concretamente de los votos de CiU, PNV, CC y PP ya que los otros partidos ya han manifestado su oposición a este procedimiento propuesto por el gobierno y apoyado por el PSOE.

Si el compromiso de CiU, PNV, CC y PP es con una Internet abierta y una era digital beneficiosas para ciudadanos y emprendedores, este es el momento de demostrarlo. Este martes.

Invitamos a toda la ciudadanía a sumarse a lo que ya muchas personas están haciendo: escribir o llamar a los diputados indecisos.

Toda la información aquí:

http://red-sostenible.net/index.php/Intentaran-aprobar-ley-sinde-diciembre

y aquí:

http://sindegate.net/

Aquí la carta que puedes enviar a los diputados de CiU:

http://red-sostenible.net/index.php/Carta-descontent-disposici%C3%B3-final-segona-llei-economia-sostenible

Aquí la postura del PNV. Pidamos que no aprueben un trámite de espaldas al debate soberano del parlamento:

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/12/19/navegante/1292758982.html
Aquí los teléfonos y mails de los grupos que todavía dudan:

GPP – Grupo Parlamentario Partido Popular Tlf.Atención al Ciudadano: 900 101 446 Diputados en la comisión que votará el martes: Montoro Romero, Cristóbal Ricardo – Tomé Muguruza, Baudilio baudilio.tome@diputado.congreso.es cristobal.montoro@diputado.congreso.es

GPC – Grupo Parlamentario Catalán (CiU) 91 390 7964 – 91 390 7228 Diputados en la comisión que votará el martes: Sánchez i Llibre, Josep jsanchez@unio.cat

GPV – Grupo Parlamentario Vasco (EAJ-PNV) Tel.: 94 403 9400 Diputados en la comisión que votará el martes: Azpiazu Uriarte, Pedro María pedro.azpiazu@diputado.congreso.es

CC – Coalición Canaria Tlf : Ninguno disponible Diputados en la comisión que votará el martes (CC): Oramas González-Moro, Ana María ana.oramas@diputada.congreso.es

Por una red sostenible y en defensa de la libertad de información

Curiosidades

http://www.noalcierredewebs.com

Como no podía ser de otra manera, el efecto producido por las revelaciones proporcionadas por el portal Wikileaks ha hecho tambalearse los principios de las ciencias de la información. Desde aquí queremos mostrar nuestro apoyo a una de las organizaciones que más ha luchado por la circulación de una información libre.

Bajo el debate creado por las filtraciones de Wikileaks han salido a la luz algunos cables que confirman lo que ya intuíamos cuando el diario el País publicaba en portada el 1 de Abril [1] [2] de 2010 que Hollywood podría vetar el mercado español. Muchos ya sospechábamos que una fuerte presión se cernía sobre el ejecutivo para llevar a buen término el proyecto de Ley de Economía Sostenible, lo que todos conocemos como “Ley Sinde”.

Dado el rotundo fracaso del gobierno y algunos medios afines o con intereses comunes dirigieron contra las prácticas de millones de internautas a principios de 2010, el gobierno inició lo que se llamó como una fase de diálogo que supuestamente había de acoger diversos fórums de debate donde se expondrían diferentes puntos de vista y se intentaría acercar posturas entre las partes involucradas. Pronto, nos dimos cuenta que este proceso no resolvería ninguno de los objetivos planteados inicialmente. Ya que no existía una voluntad real de en encontrar una solución y atender a la realidad. La situación actual ha sido provocada por una industria que ha sido incapaz de adaptarse u ofrecer alternativas viables a una práctica que se ha convertido algo completamente habitual. Este grupo de presión no sólo se conforma con mantener precios de mercado completamente inflados, sino que aplica impuestos completamente injustos que violan la presunción de inocencia y que gravan prácticamente todos los productos electrónicos de uso cotidiano haciéndoles ganar miles de millones; por lo que se proponen imponer una ley que iguala los supuestos delitos contra la propiedad intelectual al terrorismo o la pederastia.

Nosotros como parte implicada, estamos siempre abiertos al dialogo y buscar puntos en común. En anteriores post ya nos hemos hecho eco de lo que supondría la aprobación de dicha ley. Pero sin duda, la información de Wikileaks arroja una nueva perspectiva mucho más aterradora. Todos sabemos que es imposible desideologizar las Instituciones Jurídicas al 100%, pues al fin y al cabo las instituciones están formadas por personas y la ideología es algo inherente a nosotros. Este es un hecho que entendemos y asumimos. Lo que cuesta mucho más asumir, es ver como los máximos responsables de estos órganos de justicia en nuestro país se doblegan ante los diferentes intereses económicos y políticos foráneos como bien han demostrado los famosos cables. Sin duda, la subordinación de estos cargos es algo más que preocupante, pero nada comparado con lo que supondrá la aprobación de la “Ley Sinde”. Supondrá el fin de la libertad en el único medio de información y comunicación que a día de hoy es libre y, además, supondrá una violación directa de los derechos del individuo.

Será una ley que sentará un precedente en la historia de nuestra democracia deformando los principios sobre los que se asienta el Estado de Derecho.

Desde aquí, abogamos por un medio de comunicación LIBRE, RESPETUOSO, RESPONSABLE y LIMPIO. Creado por y para los usuarios. Defendemos enérgicamente la independencia y autonomía de la Red. Ya que coartar o cohibir, total o parcialmente, este medio supondría un atraso en el libre pensamiento.

Vuelvo a escribir, espero.

Curiosidades

Y espero que esta vez sea de verdad, que sea capaz de dejar en este lienzo digital todo lo que tengo en la cabeza, todas las ideas, las impresiones y todo lo que ha podido cambiar desde la última entrada, no solo yo, sino aparentemente, también el mundo. Durante estos últimos días, he tenido varias reflexiones que me gustaría reflejar aquí, aunque sea simplemente para que mi “yo” del futuro se ría de ello y recuerde con nostalgia estos tiempos.

Siempre lo he pensado, el utilizar este blog como unas pequeñas memorias que me permitiesen expresar o dejar por escrito de alguna manera mis, últimamente, muchas inquietudes sobre todo lo que nos rodea. Y es que… encerrados en nuestra pequeña burbuja de rutinas, a veces nos perdemos tanto, tanto, por no traspasar la delgada línea de nuestra propia burbuja, que nos convertimos simplemente en meros observadores de todo cuanto nos rodea, en lugar de actores o protagonistas de nuestra propia historia. Historia que quizás, como viene siendo innato en el ser humano, no valoremos lo suficiente.